Placas En La Garganta: Síntomas Y Tratamiento - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Placas en la garganta

Placas en la garganta: Síntomas y tratamiento

Actualizado el día 12 de julio de 2023 por Alfredo Carpintero Angulo

Las placas en la garganta son muy comunes en niños de edad escolar, sobre todo porque se llevan a la boca objetos sucios. Se trata de una infección, por lo que debe ser evaluada en un centro asistencial para obtener un diagnóstico seguro. Las placas bacterianas representan solo un 30% de todas las infecciones que se pueden presentar en la garganta.

En este artículo veremos qué son las placas en la garganta, las causas, los síntomas y el tratamiento adecuado para tratarlas.

¿Qué son las placas en la garganta?

Las placas en la garganta son manchas de color blanquecino, amarillento o verdoso, (secreciones de pus), comúnmente acompañadas de fiebre producida por alguna infección bacteriana. Esta enfermedad puede afectar lengua, amígdalas, laringe, faringe y zonas adyacentes, tomando en cuenta que el entorno mucoso promueve la propagación.

Este padecimiento es más común en los niños, porque estos no comprenden bien los peligros de llevarse cosas contaminadas a la boca. Sin embargo, los adultos también pueden contraer infecciones en la garganta, por ejemplo, al compartir utensilios. La infección se hace notable por el dolor al ingerir alimentos o bebidas.

Síntomas de la placa en la garganta

Los síntomas son bastante notorios y se asocian a las infecciones de garganta. El síntoma más característico de las placas en la garganta, es la presencia de pequeños puntos blancos que parecen espinillas. Se trata de pequeñas ampollas llenas de pus, que muy rara vez supuran. Entre los otros síntomas que se pueden sufrir están los siguientes.

  • Inflamación. Sobre todo, en las amígdalas y los ganglios.
  • Inapetencia. Puede ser pérdida total del apetito, o una ingesta muy limitada de alimentos 
  • Enrojecimiento. Se puede ver principalmente en la garganta.
  • Malestar general. Incluye cansancio, fiebre, dolor de cabeza y dificultad para tragar, incluso si se trata de saliva.
  • Halitosis. Debido a estas placas, es común padecer de mal aliento.

Las placas en la garganta normalmente no causan complicaciones y se eliminan fácilmente. Cuando tienen origen bacteriano y se utiliza de manera equivocada medicamentos como antibióticos, se pueden presentar problemas a nivel renal, cardíaco, nervioso y dérmico. Estas placas se deben tratar cuanto antes para evitar abscesos.

Causas de las placas en la garganta

Los virus y bacterias que ingresan al organismo, suelen entrar por la nariz o la boca, por esto la primera zona afectada son las amígdalas. Con el paso de los años se disminuye su función protectora, por lo que los adultos son propensos a padecer placas en la garganta. Las placas generadas por virus son muy poco comunes.

Este problema de salud puede aparecer por la acción directa de la bacteria, o como parte de los síntomas de otras enfermedades asociadas. Entre las enfermedades que pueden provocar placas en la garganta encontramos las siguientes.

  • Amigdalitis estreptocócica. Es una infección provocada por microorganismos llamados estreptococos del grupo A. Produce inflamación de las amígdalas, enrojecimiento, picazón y dolor.
  • Difteria. Es una infección grave causada por la bacteria Corynebacterium diphtheria. Afecta la mucosa de la nariz y garganta. Existen vacunas para prevenir esta infección.
  • Mononucleosis. Es una enfermedad infecciosa que se transmite por el virus Epstein-Barr. Es mejor conocida como “la enfermedad del beso” debido a que se contagia por la saliva. Sin embargo, no es tan contagiosa como la gripe.
  • Candidiasis oral. Es una infección producida por un hongo llamado Candida albicans. Se produce cuando el hongo se acumula en el revestimiento de la boca. 
  • Leucoplasia. Son parches blancos y rugosos que aparecen en la parte interna de la mejilla, en la zona inferior de la boca y, en algunos casos, en la lengua. Estos parches no se pueden desprender con la ayuda de los dedos. Puede ser ocasionada por el tabaco o debido a cáncer.

Sea cual sea la causa de las placas en la garganta, es muy importante solicitar la ayuda de un profesional.

Tratamiento para las placas en la garganta

Las placas que aparecen por una causa viral pueden desaparecer solas en un lapso de 3 a 5 días. Las placas de origen bacteriano, si se tratan de la manera correcta y con prontitud, pueden tardar 10 días, o más, en ser eliminadas por completo.

Para un diagnóstico de placas en la garganta, el médico debe ver su estado y además tomar en cuenta si hay fiebre. Normalmente, no son necesarios otros exámenes si funciona el tratamiento inicial. El doctor puede sugerir antibióticos, según sea la causa de la infección, y analgésicos para aliviar el dolor. Cuando la causa es viral no es necesario utilizar medicamentos y pastillas para dolor de garganta

Hay algunas cosas que pueden aliviar las molestias de esta dolorosa afección. Las recomendaciones generales incluyen las siguientes.

  • Alimentos blandos. Como sopas, jugos o cremas
  • Alimentos fríos. Como los helados
  • Bebidas calientes. Tales como café, té u otras.
  • Descansar. Incluye tanto el descanso físico como hablar bajo y no forzar la voz, para que esta zona del cuerpo pueda reposar un poco.

También se puede optar por apoyar el tratamiento con remedios caseros. Si la causa de la infección es de origen bacteriano, los medicamentos suelen ser necesarios, pero se pueden incluir remedios caseros para acelerar el proceso de recuperación. Los más eficientes para disminuir las placas en la garganta los podemos ver en la siguiente lista.

  • Gárgaras. Se pueden hacer con agua tibia, limón o sal, con bicarbonato de sodio, con ajo machacado o incluso usando una cucharadita de vinagre.
  • Limpieza. Se realiza de forma manual, valiéndose de limón y miel.
  • Infusiones. Están las opciones de jengibre, salvia o eucalipto.

Estos remedios caseros no sustituyen un tratamiento médico impuesto por un especialista. Cabe resaltar que el propósito de las gárgaras es mantener el líquido en la garganta todo lo que se pueda, para luego botarlo. No se deben ingerir. Se puede repetir el tratamiento 2 o 3 veces al día.

¿Qué complicaciones pueden surgir si las placas en la garganta no se tratan adecuadamente?

Las complicaciones que pueden surgir si las placas en la garganta no se tratan adecuadamente dependen en gran medida de la causa subyacente de las placas. Algunas posibles complicaciones pueden incluir:

  1. Dificultad para tragar o respirar: las placas en la garganta pueden crecer y bloquear parcialmente la garganta, lo que dificulta la deglución o la respiración.
  2. Abscesos periamigdalinos: en casos de amigdalitis bacteriana no tratada, se puede formar un absceso lleno de pus cerca de las amígdalas.
  3. Fiebre reumática: si las placas en la garganta son causadas por una infección estreptocócica no tratada, puede desarrollarse fiebre reumática, una enfermedad que puede dañar el corazón y las articulaciones.
  4. Glomerulonefritis post-estreptocócica: esta es otra complicación potencial de una infección estreptocócica no tratada. Afecta los riñones y puede llevar a problemas renales a largo plazo.
  5. Deshidratación: la dificultad para tragar puede llevar a una ingesta insuficiente de líquidos, lo que puede resultar en deshidratación.

Estas son solo algunas de las posibles complicaciones. Si tienes placas en la garganta, es importante buscar atención médica para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Cuándo debería alguien buscar atención médica si tiene placas en la garganta?

Si tienes placas en la garganta, hay varias señales que indican que deberías buscar atención médica de inmediato. Estos incluyen:

  1. Síntomas persistentes: Si tienes placas en la garganta acompañadas de dolor de garganta que persiste más allá de unos pocos días, debes buscar atención médica. Especialmente si los síntomas no mejoran con remedios caseros comunes como el descanso, la hidratación y los analgésicos de venta libre.
  2. Dificultad para tragar o respirar: Si las placas en la garganta están causando dificultades para tragar o respirar, este es un signo de que debes buscar atención médica de inmediato. Esta situación puede volverse peligrosa si se ignora.
  3. Fiebre alta: Una fiebre alta junto con placas en la garganta puede ser un signo de una infección seria que requiere tratamiento médico.
  4. Fatiga severa o debilidad: Si estás extremadamente fatigado o débil junto con otros síntomas, podría ser un signo de que tu cuerpo está luchando contra una infección seria.
  5. Otros síntomas severos: Esto podría incluir cosas como una erupción cutánea, dolores articulares, vómitos, dolor abdominal, rigidez en el cuello o un dolor de cabeza severo.

Las placas en la garganta pueden ser un signo de varias afecciones, algunas de las cuales pueden ser graves. Si tienes dudas sobre tus síntomas, siempre es mejor buscar atención médica para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Recuerda, la información proporcionada aquí es general y no reemplaza el consejo médico profesional.

Bibliografía

  • Otero Rey, E., Peñamaría Mallón, M., Rodríguez Piñón, M., Martín Biedma, B., & Blanco Carrión, A.. (2015). Candidiasis oral en el paciente mayor. Avances en Odontoestomatología31(3), 135-148. https://dx.doi.org/10.4321/S0213-12852015000300004
  • Apoita Sanz, M., González Navarro, B., Jané-Salas, E., Marí Roig, A, Estrugo Devesa, A., & López-López, J.. (2020). Sífilis: manifestaciones orales, revisión sistemática. Avances en Odontoestomatología36(3), 159-173. Epub 05 de diciembre de 2022.https://dx.doi.org/10.4321/s0213-12852020000300005
  • Piñeiro Pérez, R, Hernández Martín, D, Carro Rodríguez, MA, Casado Verrier, E, Reques Cosme, R, & Carabaño Aguado, I. (2016). Adecuación del diagnóstico y tratamiento de la faringoamigdalitis aguda a las guías actuales. Pediatría Atención Primaria18(72), 317-324. Recuperado en 06 de febrero de 2023, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322016000400007&lng=es&tlng=es.
5/5 - (3 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.