Silimarina: ¿Para Qué Sirve? 5 Beneficios Y Contraindicaciones - Farmacia Angulo

Farmacia Online

Silimarina

Silimarina: ¿Para qué sirve? 5 Beneficios y Contraindicaciones

Actualizado el día 25 de diciembre de 2023 por Alfredo Carpintero Angulo

Las plantas son pequeños laboratorios químicos que encierran las soluciones para muchas de las enfermedades que aquejan al ser humano. Tal es el caso del cardo mariano, en cuyas semillas está presente la silimarina, que se ha constituido en un remedio muy efectivo para las enfermedades hepáticas y biliares.

Esta planta sobresale por su capacidad de proteger y regenerar las células del hígado, impidiendo que sean absorbidos productos tóxicos que pueden dañar al organismo.

Hoy te hablaremos de la Silimarina y sus aplicaciones para la salud.

¿Qué es la Silimarina?

Los componentes químicos de esta planta, llamados flavonoides, son la silidianina, la silicristina y la silibina, estos en conjunto se llaman silimarina.

Así que, la silimarina es el principal principio activo del cardo mariano, y es debido a esta es que posee propiedades terapéuticas tan especiales.

Ya por mucho tiempo se ha popularizado su uso en Europa, y en vista de los extraordinarios resultados que se han obtenido, cada vez más profesionales de la salud lo indican en sus consultas.

Propiedades y beneficios de la silimarina en la salud

Desde tiempos antiguos se ha valorado las propiedades medicinales de la silimarina. Por ejemplo, los griegos y romanos lo consideraban muy apropiado para tratar las afecciones hepáticas, e incluso las mordeduras de serpientes.

De hecho, el médico romano Plinio el Viejo, que vivió en el primer siglo de nuestra era, documentó su uso para curar problemas del hígado.

En tiempos modernos, numerosos estudios han descubierto que el radio de acción de la silimarina no se supedita a los problemas hepáticos, sino que, puede emplearse con éxito para atender enfermedades digestivas y dérmicas.

Ahora es propicio ahondar más en los beneficios que aporta la silimarina. Aunque son muchos, tan solo expondremos cinco.

¿Cómo se toma la silimarina para el hígado graso?

La silimarina, un compuesto extraído del vegetal Silybum marianum (también conocido como cardo mariano), ha sido utilizada durante siglos como un remedio natural para mejorar la salud del hígado y la digestión. Este compuesto ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de varias condiciones hepáticas, incluyendo la esteatosis hepática o hígado graso.

La silimarina funciona como un potente antioxidante y antiinflamatorio que puede proteger las células del hígado y promover su regeneración. Además, puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y mejorar la resistencia a la insulina, factores clave en el desarrollo de la esteatosis hepática.

Para tomar silimarina para el hígado graso, generalmente se recomienda una dosis de 140 a 300 mg, tres veces al día, antes de las comidas. Es importante destacar que aunque la silimarina se puede adquirir sin receta médica, debe ser usada como un complemento a la dieta y no como un reemplazo para el alimento saludable o el tratamiento prescrito por un profesional de la salud.

Es esencial consultar a un médico antes de iniciar cualquier tratamiento con medicamento o suplemento dietético. Este profesional puede proporcionar las recomendaciones y precauciones adecuadas, ya que la silimarina puede interactuar con otros medicamentos y puede no ser apropiada para todos los individuos.

Lo mejor para combatir el hígado graso

Estudios recientes publicados por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia de España revelan que, la silimarina contribuye a la eliminación de las toxinas acumuladas en el hígado, como las causadas por los excesos en los alimentos, el alcohol, drogas o el uso de pesticidas.

Por otra parte, la revista oficial de la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos, sostuvo tras diferentes trabajos de investigación realizados en animales y humanos, que la silimarina tiene actividad antioxidante y antifibrótica, eficaces para prevenir el daño hepático.

Resulta esencial suministrar al hígado protección antioxidante de sus células para enfrentar el estrés oxidativo generado por el cúmulo de grasa, y que el hígado no puede revertir por sí mismo. Es allí donde los bioflavonoides de la silimarina actúa para eliminar los desechos metabólicos, que de lo contrario se acumularían.

Algunos medicamentos, como el cardo mariano prisma, han resultado muy prácticos para la atención de enfermedades hepáticas y biliares. De todas maneras siempre hay que preguntar al especialista si es adecuado su utilización.

Un aliado para el cuidado de la piel

La buena salud está íntimamente ligada al cuidado del órgano más grande nuestro cuerpo: la piel. Sin duda, todos anhelamos que luzca saludable y radiante.

A este respecto, la silimarina resulta un cómplice perfecto, dado que, tiene propiedades antioxidantes y ejerce una buena influencia en las células de piel para retrasar su envejecimiento.

Se cree que pudiera incluso ser beneficiosa para atender problemas como los eczemas, acné, dermatitis y psoriasis.

Ayuda a bajar de peso

La silimarina está presente en muchos suplementos dietéticos, porque favorece la absorción de grasas, la eliminación de toxinas y la secreción de la bilis. Una muestra de esto, lo constituye el Reto25 días prisma natural, un producto para control de peso que contiene silimarina.

Al facilitar la digestión, la silimarina se recomienda con frecuencia para personas con procesos digestivos lentos y pesados. Vale agregar que es un remedio natural para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Ayuda a controlar la diabetes

Se ha comprobado que la similimarina es efectiva como terapia complementaria para controlar la diabetes tipo II, por cuanto sus compuestos mejoran la sensibilidad a la insulina y disminuyen los niveles de glicemia en la sangre.

Por otro lado, las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que posee son eficaces para reducir los riesgos de desarrollar otras complicaciones típicas de la diabetes, como afecciones renales. Siempre se debe utilizar de manera complementaria a la medicación que nos prescribe el médico y con su aprobación.

¿Cómo se toma la silimarina?

Es asombroso las múltiples funciones que desempeña el extracto de las semillas de la planta del cardo mariano, es decir, la silimarina, que por lo general contiene una concentración del 80%.

Aunque lo idóneo es que la consumas en las dosis que te recomiende un profesional de salud, lo común es que se ingiera entre 300 y 600 mg diarios. Considerando que, la silimarina no se disuelve con facilidad en agua, no es aconsejable hacer té con ella.

Contraindicaciones de la silimarina

Hasta ahora se ha establecido que tanto el cardo mariano como su principio activo, la silimarina, no causan efectos tóxicos. Sin embargo, hay contraindicaciones y observaciones importantes que deben considerarse al momento de consumirse.

He aquí algunas reacciones que puede producir la silimarina, así como, algunas precauciones que se deben tomar al usarla.

  • En el caso de algunas personas podría ocasionar vómitos, náuseas, diarreas y flatulencias.
  • Por supuesto, ha de abstenerse en usarlo si es alérgico a la silimarina o plantas de la familia de la ambrosía.
  • Durante el embarazo y la lactancia, se debe obtener el consentimiento de un médico para su empleo.
  • El extracto del cardo mariano no es recomendado para personas hipertensas.
  • Tampoco es apropiado para personas con enfermedades hepáticas graves.
  • Los pacientes diabéticos deben consumirlo solo bajo estricta supervisión del facultativo.
  • El cardo mariano puede interaccionar con fármacos indicados para tratar la hepatitis, la cirrosis hepática, los antidepresivos y otras plantas.

Desde hace más de dos mil años, la silimarina ha estado al servicio de la humanidad. Millones de personas se han beneficiado de sus efectos antioxidantes, su capacidad para regenerar el hígado y proteger la piel. Y todavía se sigue estudiando su aplicación a muchos otros campos de la salud.

Bibliografía:

  • Abenavoli, L., Capasso, R., Milic, N., & Capasso, F. (2010). Milk thistle in liver diseases: past, present, future. Phytotherapy Research: PTR24(10), 1423–1432. https://doi.org/10.1002/ptr.3207
  • Federico, A., Dallio, M., & Loguercio, C. (2017). Silymarin/silybin and chronic liver disease: A marriage of many years. Molecules (Basel, Switzerland)22(2), 191. https://doi.org/10.3390/molecules22020191
  • Hagag, A. A., El Shehaby, W. A., El-Abasy, A. I., & Mabrouk, M. M. (2019). Protective role of silymarin in early doxorubicin-induced cardiac dysfunction in children with acute lymphoblastic leukemia. Infectious Disorders Drug Targets19(2), 133–140. https://doi.org/10.2174/1871526518666180803141827
  • Jamalian, M., Mahmodiyeh, B., Saveiee, S., & Solhi, H. (2020). Investigating the impact of silymarin on liver oxidative injury. Journal of Family Medicine and Primary Care9(3), 1707–1711. https://doi.org/10.4103/jfmpc.jfmpc_929_19
  • Ommati, M. M., Farshad, O., Azarpira, N., Ghazanfari, E., Niknahad, H., & Heidari, R. (2021). Silymarin mitigates bile duct obstruction-induced cholemic nephropathy. Naunyn-Schmiedeberg’s Archives of Pharmacology394(6), 1301–1314. https://doi.org/10.1007/s00210-020-02040-8
  • Stolf, A. M., Cardoso, C. C., & Acco, A. (2017). Effects of silymarin on diabetes mellitus complications: A review: Silymarin on diabetes complications. Phytotherapy Research: PTR31(3), 366–374. https://doi.org/10.1002/ptr.5768
  • Suárez, M., Boqué, N., Del Bas, J. M., Mayneris-Perxachs, J., Arola, L., & Caimari, A. (2017). Mediterranean diet and multi-ingredient-based interventions for the management of non-alcoholic fatty liver disease. Nutrients9(10). https://doi.org/10.3390/nu9101052
4.6/5 - (150 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.

2 Comments

  • Marisela Navarro
    5 de octubre de 2021

    Se puede tomar sin descansar o solo por un tiempo definido.

    • Alfredo Carpintero
      15 de octubre de 2021

      No hay estudios que indiquen lo contrario. Si tomas algún suplemento más puedes consultarlo con el médico.

Sorry, the comment form is closed at this time.