Celecoxib: ¿Qué Es Y Para Qué Sirve? - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Celecoxib

Celecoxib: ¿Qué es y para qué sirve?

Actualizado el día 12 de enero de 2024 por Alfredo Carpintero Angulo

Algunas patologías generan dolores incapacitantes que afectan seriamente la calidad de vida de muchas personas. El celecoxib es un antiinflamatorio utilizado para inhibir las sustancias del organismo que causan dolor, inflamación y fiebre.

Con el tiempo este medicamento ha alcanzado la aceptación del público por su efectividad. Así que su uso es muy popular en muchos países.

No obstante, aunque es muy empleado, no debe usarse de manera indiscriminada, sino más bien atendiendo a criterios médicos específicos y al sentido común. A este respecto, será interesante descubrir en este artículo algunas pautas útiles para usar el celecoxib. 

¿Qué es el celecoxib? Mecanismo de acción

Celecoxib
  • Fórmula: C17H14F3N3O2S
  • Vida media: ~11 horas
  • Metabolismo: Hepática, principalmente por CYP2C9.​
  • Biodisponibilidad: Sin determinar.​
  • Excreción: Renal 27%, heces 57%.​
  • Estado legal: S4 (AU) POM (UK) ℞-Receta requerida
  • Peso mol.: 381.373 gr/mol

El celecoxib es un fármaco antipirético y antiinflamatorio no esteroideo, del grupo de los inhibidores selectivos de la COX-2.

Su mecanismo de acción consiste en impedir la formación de prostaglandinas en el organismo, las cuales se producen como respuesta a una lesión o a la presencia de enfermedades como la artrosis o la artritis reumatoide, y provocan inflamación y dolor. 

Sus efectos antiinflamatorios y analgésicos son parecidos a otros antiinflamatorios no esteroideos no selectivos, pero con la ventaja de que causa menos lesiones gástricas agudas.

¿Para qué se usa el celecoxib?

Con el empleo de este fármaco los profesionales de la salud persiguen el objetivo de aliviar el dolor, la sensibilidad, la inflamación y la rigidez, asociadas a enfermedades tales como:

  • Osteoartritis. Esta afección se genera por el desgaste del cartílago protector de las articulaciones, y puede causar dolores e inflamación en las articulaciones de las manos, las rodillas, las caderas y la columna vertebral.
  • Espondilitis anquilosante. Esta forma crónica de artritis afecta sobre todo los huesos y las articulaciones en la base de la columna, en la zona donde se conecta con la pelvis. Como consecuencia de ella, las articulaciones se inflaman y se hinchan, y las vértebras afectadas hasta se pueden unir con el paso del tiempo.
  • Artritis reumatoide. Con esta enfermedad, el sistema inmunitario ataca a los tejidos, generando un trastorno inflamatorio crónico de las articulaciones. 
  • Tratamiento de la dismenorrea primaria. El celecoxib actúa para mitigar los períodos menstruales dolorosos en las mujeres.
  • Dolores postoperatorios. Este fármaco puede aliviar los dolores provocados por lesiones, cirugías, y procedimientos médicos o dentales. También se utiliza para el manejo del dolor perioperatorio, previa valoración de la función plaquetaria, aunque no se recomienda para el manejo del dolor postoperatorio de cirugías mayores o con riesgo alto de hemorragia.  

Forma de administrar el celecoxib

Este fármaco viene en cápsulas para administración por vía oral, se toma con o sin alimentos. La dosis recomendada para el tratamiento de la artrosis es de 200 mg al día, en una sola dosis o en dos de 100 mg. Los médicos pueden incrementarla hasta un máximo de 400 mg, solo si es necesario.

La acción analgésica de celecoxib aparece treinta minutos o una hora después de su consumo, alcanza su efecto máximo al cabo de una a tres horas y se mantiene durante seis a ocho horas.  

Es importante procurar tomarlo aproximadamente a las mismas horas todos los días. También es fundamental usarlo con la frecuencia indicada por el médico. 

Precauciones al usar celecoxib 

Dependiendo de la severidad del dolor que aqueja al paciente, las dosis y los esquemas de tratamiento para este fármaco deben ajustarse. Hay que tomar en consideración que las altas dosis y los regímenes prolongados por lo general crean una mayor incidencia de reacciones adversas.

Debido a sus propiedades antipiréticas, analgésicas y antiinflamatorias, este medicamento puede enmascarar el comienzo y la progresión de una infección.

Por otra parte, el uso de celecoxib puede elevar el riesgo de eventos trombóticos cardiovasculares serios, tales como infarto de miocardio y apoplejía. Por eso, se debe utilizar la dosis diaria efectiva más baja y procurar que la duración del tratamiento sea lo más corta posible.

Mientras se administra este fármaco deberá evitarse el consumo de alcohol, porque aumenta el riesgo de sufrir sangrado estomacal y la aparición de episodios de mareos o desmayos.

Contraindicaciones e interacciones del celecoxib

De acuerdo a autoridades médicas, el celecoxib está contraindicado en niños menores de 2 años, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia. Sin embargo, se recomienda abstenerse de usarlo también los siguientes casos:

  • Problemas digestivos. No debe usarse si se padece de úlcera o se tiene hemorragia en el estómago o el duodeno, así como, en el caso de presentar enfermedad inflamatoria intestinal, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn
  • Enfermedades cerebrovasculares. No se recomienda en pacientes que han tenido un infarto o angina de pecho, una embolia, un accidente cerebral transitorio o algún coágulo que haya impedido la circulación sanguínea al corazón o al cerebro.
  • Enfermedades renales y hepáticas. Pacientes con insuficiencia renal moderada o severa o insuficiencia hepática, no deben tomarlo.
  • Problemas respiratorios. Personas con antecedentes de asma bronquial, broncoespasmo y pólipo nasal, tampoco puede emplearlo.

Por otro lado, hay que evitar mezclarlo con otros medicamentos, como la warfarina o medicamentos diuréticos, y puede interactuar con el litio, el fluconazol y el ketoconazol.

Efectos secundarios del celecoxib

Los antiinflamatorios no esteroideos como el celecoxib podrían ocasionar úlceras, sangrado o perforaciones estomacales e intestinales. Estas complicaciones pueden surgir en cualquier momento durante el tratamiento, presentarse sin síntomas previos e incluso podrían provocar la muerte. 

El riesgo de presentar efectos secundarios al usar celecoxib se eleva si se usa por un período prolongado, si el paciente es de edad más avanzada o bebe grandes cantidades de alcohol mientras se administra el medicamento.

Aunque no todas las personas experimentan síntomas adversos, se han reportado casos de pacientes que han registrado estos efectos:

  • Dolor de cabeza, vértigo y zumbido de oídos.
  • Dificultad para respirar.
  • Sangrado o perforación gástrica e insuficiencia renal.
  • Palpitaciones y sudoración.
  • Disminución o pérdida del apetito.
  • Trastornos visuales, convulsiones y alteraciones del sueño.
  • Distensión abdominal, náuseas, diarrea y acidez estomacal.

Para evitar estos inconvenientes, hay que usar el celecoxib como lo indique un médico o farmacéutico.

4.2/5 - (16 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.