Metronidazol: ¿Qué Es Y Para Qué Sirve? - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Metronidazol

Metronidazol: ¿Qué es y para qué sirve?

Actualizado el día 12 de enero de 2024 por Alfredo Carpintero Angulo

Los antibióticos como el metronidazol se utilizan con éxito para tratar las infecciones causadas por bacterias, las cuales pueden provocar serias enfermedades. El papel de esta clase de medicamentos sin duda es fundamental para preservar la salud. 

En el caso del metronidazol, tiene un amplio espectro antimicrobiano para tratar una variedad de infecciones bacterianas y parasitarias. Sin embargo, no es eficaz para tratar infecciones virales, como el resfriado común.

Conocer cómo actúa este medicamento, sus aplicaciones, contraindicaciones y efectos adversos, nos ayudará a utilizarlo de forma eficiente.

¿Qué es el metronidazol?

Metronidazol
Metronidazol
  • Fórmula: C6H9N3O3
  • Masa molar: 171,16 g/mol
  • Número CAS: 443-48-1
  • Vida media: 6-7 horas
  • Metabolismo: Hepática (60-80%), bilis (6–15%)
  • Biodisponibilidad: 100% (oral); 59–94% (rectal)
  • Estado legal: S4 (AU) POM (UK) ℞-only (EUA)

El metronidazol es un recurso que ofrece alivio a infecciones que afectan desde el sistema reproductor hasta el sistema nervioso. Ya sea en forma de tabletas o cápsulas, su uso ayuda a erradicar las enfermedades que pueden afectar al hueso, la piel, el corazón, las articulaciones, la sangre y otras áreas del cuerpo.

Se podría calificar al metronidazol como un antibiótico bactericida, que actúa destruyendo especialmente las bacterias que no requieren oxígeno para sobrevivir, llamadas anaerobias, si bien tiene la capacidad de destruir otras.

Está catalogado como una sustancia farmacológica de tipo tricomonicida y amebicida. Es un agente usado en el tratamiento de infecciones por bacterias anaerobias estrictas y protozoos, como Trichomonas y Entamoeba.

Ha demostrado efectividad para tratar infecciones causadas por bacterias en el hígado, las articulaciones, la piel, el estómago, las vías respiratorias, la vagina y el cerebro, pero su radio de acción no incluye infecciones provocadas por hongos.

¿Qué usos se da al metronidazol?

El metronidazol, como fármaco antibacteriano y antiparasitario, originalmente se creó para combatir la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual. No obstante, ahora se le dan muchas otras aplicaciones, siendo útil para el tratamiento de diversas patologías, tales como: vaginosis bacteriana, neumonía por aspiración, colitis pseudomembranosa, rosácea, amebiasis y giardiasis e infecciones por la bacteria Helicobacter pylori.

De acuerdo a muchos estudios realizados, este medicamento ha demostrado su capacidad contra algunos microorganismos gram-positivos, entre ellos el Eubacterium spp, el Peptostreptococcus spp y la Clostriduium sp. De igual modo, también ha sido útil para atacar microorganismos gram-negativos anaeróbicos, como el grupo de Bacteroides fragilis.

Entre otras infecciones provocadas por bacterias que son sensibles al metronidazol podrían incluirse muchas de las que afectan la región cerebral, abdominal, cardiovascular, hepática, pulmonar y el tracto urinario o genital.

Su presentación en comprimidos y cápsulas se usan para tratar infecciones del sistema reproductor, tracto gastrointestinal, piel, corazón, huesos, articulaciones, sangre, sistema nervioso y otras áreas del cuerpo. 

En su formato de óvulos, se indica para tratar patologías vulvovaginales como la tricomoniasis urogenital, la vaginitis no específica y la vaginosis bacteriana, causada por la bacteria Gardnerella Vaginalis. Mientras que, los comprimidos de liberación prolongada se utilizan para tratar la vaginosis bacteriana.

¿Qué dosis se debe tomar metronidazol y cuánto tarda en hacer efecto?

En el mercado farmacéutico español se puede conseguir el metronidazol en comprimidos, comprimidos de liberación prolongada, suspensión y en cápsulas, para tomar por vía oral. También existen inyectables y formas tópicas o vaginales de metronidazol. Es preciso seguir las instrucciones médicas y emplearlo exactamente como se indique. 

En el caso de las tabletas, se recomienda por lo general las siguientes dosis en adultos:

  • Enfermedad de Crohn. 500 mg, cada 6 horas.
  • Vaginosis bacteriana. 500 mg, cada 12 horas, por 7 días.
  • Antiamebiano. De 500 a 750 mg, cada 8 horas, por 5 a 10 días.
  • Colitis asociada a antibióticos. 500 mg, cada 6 a 8 horas.
  • Giardiasis. 2 g, una vez al día, por 3 días; 250 mg, cada 8 horas, por 5 a 7 días.
  • Tricomoniasis. 2 g en dosis única o 1 g, cada 12 horas, por 1 día; 250 mg, cada 8 horas, por 7 días.

Las formas inyectables del metronidazol, deben administrarse siempre por inyección intravenosa, en un tiempo de 30 minutos o una hora dependiendo de la dosis.

El metronidazol generalmente surte efecto, en el caso de infecciones agudas, entre tres a cinco días desde el comienzo del tratamiento.

Precauciones al usar metronidazol 

Es conveniente enfatizar que los antibióticos, como el metronidazol, no funcionan para resfriados u otras infecciones virales. Al contrario, si se emplean cuando no son necesarios, se aumenta el riesgo de contraer una infección que pueda hacerse resistente al tratamiento con antibióticos más adelante.

Las recomendaciones son tomar los comprimidos de metronidazol junto con las comidas y con una cantidad abundante de agua, con el objetivo de minimizar las molestias estomacales. 

Conviene señalar además que este medicamento está contraindicado en niños menores de 2 años, en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como en pacientes con enfermedad orgánica del sistema nervioso central, con antecedentes de discrasias sanguíneas o con insuficiencia hepática grave.

Otras precauciones importantes que deben considerarse al momento de usarlo son estas:

  • No debe administrarse en combinación con anticoagulantes cumarínicos.
  • No debe combinarse el uso de metronidazol en óvulos con bebidas alcohólicas.
  • No medicarse con otro fármaco mientras se esté usando metronidazol óvulos, a menos que el médico lo haya prescrito.
  • El uso de este medicamento durante períodos prolongados o reiterados puede causar candidiasis oral o una nueva infección fúngica.

Efectos secundarios del metronidazol

Este medicamento puede hacer que la orina adquiera un color oscuro, pero este efecto es inofensivo y desaparece al suspender el tratamiento con este fármaco.

No ocurre con frecuencia que el metronidazol provoque una reacción alérgica muy grave. Sin embargo, hay que ceñirse estrictamente a las recomendaciones de los profesionales de la salud para reducir riesgos.

Aunque no todas las personas experimentan lo mismo, se han registrado casos en los que algunos pacientes han sufrido efectos adversos como:

  • Vista doble y miopía transitoria
  • Náuseas, vómito y diarrea
  • Urticaria, erupciones en la piel
  • Alteración en el recuento de plaquetas en la sangre
  • Mareos, confusión y dolor de cabeza 
  • Dificultad para coordinar los movimientos

Y en el tratamiento con metronidazol en óvulos se pudieran presentar los siguientes síntomas:

El metronidazol aporta importantes beneficios al proveer la cura de muchas enfermedades, con todo, debe administrarse de acuerdo al juicio del facultativo para prevenir consecuencias indeseables

4.1/5 - (18 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.