Burrata: Qué Es, Origen Y Diferencia Con La Mozzarella - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Burrata

Burrata: Qué es, origen y diferencia con la Mozzarella

Actualizado el día 21 de mayo de 2023 por Alfredo Carpintero Angulo

El queso es un alimento que se obtiene de la leche, tras realizar el debido proceso. Dependiendo de la clase de queso que se desee obtener, el procedimiento cambia. Gracias a esto, se consigue disponer de una gran variedad. Entre ellos encontramos uno muy particular, el cual se ha llegado a confundir con la mozzarella. Se trata de la burrata.

En este artículo veremos qué es la burrata, dónde y cómo se originó y algunas diferencias entre este y la mozzarella.

¿Qué es Burrata?

La burrata se elabora con leche, hasta este punto no hay ninguna diferencia con las otras variedades. Pero, su textura es mucho más suave que los demás, llegando a ser una crema. Siendo más específicos, para prepararlo se requiere de nata, entre otros ingredientes.

Cabe señalar que la burrata es el queso ya preparado, aunque en algunos lugares se le asocia más con el plato de comida que se elabora haciendo uso de esta crema. Lo cierto es que, tanto su textura como su sabor son muy particulares, por lo que sin importar el lugar donde nos encontremos, podremos diferenciar la burrata de otros quesos.

Origen de la Burrata

Debido a sus características, cada vez son más las personas interesadas en probar la burrata. Por eso vale la pena conocer un poco más sobre este tipo de queso. Para empezar, su nombre nos permite saber de dónde se origina, debido a que la palabra “burrata” rápidamente se asocia con la forma de decir “mantequilla” en italiano. En este país fue donde todo comenzó.

La creación de la burrata se le atribuye a Lorenzo Bianchino. Hay varias historias de cómo él pudo dar con la receta de este excelente alimento. Dentro de ellas, la que se ha podido verificar con mayor exactitud es la siguiente: 

Para el año 1956, Lorenzo Bianchino, quien se encargaba de elaborar productos lácteos, debía efectuar la entrega de sus productos. Pero en la ciudad donde vivía, Puglia, el invierno era demasiado fuerte, por lo que corría el riesgo de que sus artículos, al transportarlos en medio de aquel clima tan complicado, se dañaran.

El ganadero Lorenzo decidió hacer uso de su ingenio para proteger su valiosa mercancía, sea que la fuera a transportar hasta su lugar de destino o tuviera que almacenarla en su hogar. Para ello, hizo uso de unos envoltorios preparados con pasta hilada. El resultado fue que, por accidente, dio inicio a un queso que millones de personas han podido disfrutar.

Diferencias entre la Burrata y la Mozzarella

Aportando más detalles sobre su origen, el propio hijo de Lorenzo Bianchino confesó que su padre quería sacar más provecho a los pedazos de queso que habían sobrado, para lo cual usó un poco de mozzarella. Y esa es, muy probablemente, la razón por la que algunas personas suelen pensar que ambos tipos de queso son los mismos. Pero, a continuación, veremos diferencias muy claras entre ellos.

Textura

La textura de la mozzarella es suave, pero la de la burrata lo es mucho más. De hecho, únicamente la parte exterior de la burrata es un poco más consistente para permitir que sea llevada en el plato sin desparramarse. En otras palabras, la consistencia de la mozzarella es mucho mayor que la que presenta la burrata.

Sabor

Si se debe elegir entre la mozzarella y la burrata para que sea el único acompañante en la comida, entonces la segunda es la mejor elección. Esto se debe a que el sabor de la burrata es mucho más fuerte, además de presentar una apariencia más jugosa. En el caso de la mozzarella, debe ser acompañada de otros elementos para permitir el disfrute del paladar.

Preparación

En la elaboración también se pueden encontrar diferencias considerables entre la burrata y la mozzarella. Por ejemplo, la primera requiere de pasta hilada y nata, siendo este un ingrediente vital para que su composición sea mucho más suave y cremosa. Contrario a esto, en el queso mozzarella, solo se utiliza la pasta hilada.

Historia

Incluso si hablamos de su historia, hay mucha diferencia entre la burrata y la mozzarella. Ya hemos mencionado que, en la década de los 50 y por un mero accidente, se consiguió crear este alimento, la cual por cierto debe su nombre también al sabor que posee, muy parecido a la mantequilla en algunos casos.

Pero, en el caso de la mozzarella, se pueden encontrar registros que señalan la presencia de este tipo de queso desde hace más de 450 años. Y si vamos un poco más atrás, para el siglo 12 ya se usaba la leche para preparar algunos quesos, aunque no se sabe con exactitud si entre ellos se encontraba la mozzarella.

Riesgos y contraindicaciones de la Burrata

El consumo de burrata, por tratarse de un tipo de queso, tiene las mismas contraindicaciones que la gran variedad de productos lácteos que conocemos. Por ejemplo, las personas que son intolerantes a la lactosa, deben cuidar la ingesta de la burrata y, en caso de que su consumo les cause síntomas graves, abstenerse por completo de comer este queso.

Por otro lado, quienes estén buscando la forma de adelgazar, deben tener presente que la burrata está entre los quesos que más calorías poseen, siendo esta de aproximadamente 300 en una porción de solo 100 gramos. En comparación con la mozzarella, tiene más calorías. Por tal motivo, solo se puede incluir una pequeña cantidad en la dieta, pero siempre que sea poco frecuente.

Otra de las dudas que muchas personas tienen sobre la burrata es si las mujeres embarazadas pueden comerla. Y la respuesta es sí. Su consumo no afecta de ninguna manera su salud ni la del bebé. Con todo, es buena idea consultar al médico antes de hacerlo, pues él conoce mejor la condición de salud de ambos.

Lo cierto es que tanto en sabor como en apariencia, la burrata tiene muchas particularidades que la hacen una excelente acompañante de las comidas. Vale la pena degustarla.

4.8/5 - (17 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.