Lexatin: Qué Es, Para Qué Se Usa Y Efectos Secundarios - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Lexatin

Lexatin: Qué es, para qué se usa y efectos secundarios

Actualizado el día 12 de enero de 2024 por Alfredo Carpintero Angulo

Dentro del gran espectro de enfermedades a las que estamos expuestas las personas, algunas pueden afectar mucho más que otras. Por ejemplo, las enfermedades originadas por el mal funcionamiento del sistema nervioso suelen ser más difíciles de entender. Afortunadamente, existen medicamentos para tratarlas. Por ejemplo, para la ansiedad tenemos lexatin. Lexatin es el nombre comercial, su principio activo es el Bromazepam.

¿Qué es el lexatin y para qué se usa? ¿Cuáles son los efectos secundarios que produce? ¿Es segura su ingesta?

¿Qué es el Lexatin?

Bromazepam (Lexatin) es un fármaco del grupo de las benzodiacepinas. Este tipo de compuesto químico posee un anillo de benceno y un átomo de bromo.

Su efecto relajante y ansiolítico se debe a que pasa directo hasta el receptor del ácido GABA, reduciendo su capacidad receptora. La duración del efecto en el cuerpo depende de diversos factores, aunque siempre estará entre 10 y 20 horas. Aunque no es un fármaco antidepresivo, sí mejora el estado de ánimo, por ello su principal función es para neurosis y ansiedad.

¿Para qué se usa Lexatin?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), organismo encargado de ofrecer toda la información relacionada con los fármacos en el mercado, señala que se suele usar el lexatin ante la presencia de ansiedad, sea cual sea la causa de la misma. 

Dentro del cuadro de síntomas asociados con esta afección encontramos miedos exagerados, reacciones emocionales fuera de control, especialmente cuando no se corresponden con una respuesta dentro de lo aceptable para la sociedad.. Es utilizado también para trastornos de la conducta, incluso para el estrés.

En casos más severos, como cuando una persona no se comunica con los demás, presenta reacciones agresivas, incluso a conocidos, problemas para adaptarse a las actividades según su edad, entre muchos otros problemas que afecten el sistema nervioso, se puede hacer uso de lexatin. Pero, por tratarse de un medicamento muy fuerte, requiere prescripción médica.

A dosis bajas tiene un efecto sobre la ansiedad y la tensión. A dosis mayores es sedante y relajante muscular. Posee también actividad hipnótica, anticonvulsivante y amnésica.

Es necesario prescripción médica para poder comprarlo.

Dosis diaria de lexatin recomendada

En el uso de medicamentos con efectos ansiolíticos, u otros similares, la dosis puede variar dependiendo de diferentes factores. Pero, los médicos de experiencia destacan que al momento de prescribir lexatin la dosis debe ser la más baja posible, dependiendo de la condición que presente el paciente.

Luego de un tiempo prudencial se evalúa a la persona para determinar si esa cantidad es la adecuada, o se tiene que aumentar. De igual manera, la duración del tratamiento debe ser lo menos extensa posible. Pero, como hemos destacado hasta los momentos, la cantidad dependerá de la decisión del médico luego de su evaluación al paciente.

Lexatin se comercializa en dos dosis: 1.5 mg y 3 mg, siendo lo habitual comenzar con la dosis de 1.5 mg. La posología varía entre 1-3 dosis al día.

Precauciones al usar lexatin

Al momento de determinar si se usa o no lexatin, es importante que tanto el médico como el paciente tengan en cuenta algunas precauciones. Por ejemplo, no se puede usar en combinación con el alcohol, por lo que en personas con problemas de dependencia al consumo de bebidas alcohólicas, es mejor no prescribir este fármaco.

Además, se trata de un medicamento que puede causar dos efectos contraproducentes en el cuerpo, los cuales están relacionados entre sí.

  • Dependencia. El organismo necesita del consumo de lexatin para poder disminuir los niveles de ansiedad siempre.
  • Aumento de dosis requerida. El cuerpo se adapta al efecto del medicamento al punto de necesitar cada vez una dosis más fuerte.

Ante estas circunstancias, el médico deberá determinar cuál es la mejor opción a seguir. Si se sigue usando lexatin o se decide utilizar otro medicamento de efecto similar. 

Otra de las precauciones es al usarla en niños. Debido a los efectos que causa, se considera como un medicamento contraindicado para ellos. Sin embargo, siguiendo al pie de la letra las recomendaciones médicas, es posible administrar a los niños en situaciones muy específicas. En caso de hacerlo, la dosis debe ser siempre mucho menor que en condiciones normales.

Sea cual sea la edad del paciente, nunca se debe suspender el tratamiento sin bajar de manera gradual la dosis. Y por supuesto, por ningún motivo se ha de superar la dosis diaria señalada por el médico. El tratamiento no debe superar los 4 meses de duración, a menos que por alguna razón el médico considere que se debe seguir administrando.

Efectos secundarios y contraindicaciones del lexatin

El uso del lexatin debe estar siempre acompañado por una orden médica, para evitar riesgos tras su consumo. De todas maneras, es necesario tener presente que, debido a que se trata de un fármaco con componentes químicos, puede producir efectos como los siguientes:

  • Cansancio. Suele aparecer en niños y personas envejecidas.
  • Sueño. Es uno de los más comunes. Tanto por la ansiedad como por efectos como este, se prohíbe conducir máquinas durante el tratamiento.
  • Problemas motores. En el caso de algunas personas, sobre todo mayores, pierden coordinación en sus movimientos, aunque solo de manera temporal.
  • Problemas estomacales. Estos abarcan mareos, náuseas y hasta vomito.

Sobre todo cuando se está usando lexatin por primera vez, los efectos secundarios pueden aumentar en número e intensidad. En el caso de algunas personas, pueden aparecer efectos mucho más graves, debido a que están relacionados con el padecimiento. Por ejemplo, alucinaciones, reacciones más agresivas o mayor irritabilidad.

De todas maneras, sea cual sea la condición, siempre es bueno mantener bien informado al médico tratante. En el caso de los siguientes grupos, el uso de este fármaco está contraindicado.

  • Personas con problemas musculares. Debido a que el medicamento puede afectar la condición muscular, si esta ya está muy débil pondría en riesgo la salud.
  • Personas con problemas respiratorios. Es igual de aplicable el punto anterior en este caso. Aunque en esta oportunidad la afección debe estar relacionada con el sueño.
  • Alérgicos. Cualquier persona que padezca alergia a alguno de sus componentes debe evitar su uso por completo.
  • Embarazadas. Puede causar efectos negativos en el feto. Lo mismo es aplicable al periodo de lactancia, por lo que también se debe evitar.

Aunque es cierto que al efecto positivo del lexatin lo acompañan algunos síntomas poco agradables, al ponerlos en una balanza, notamos que su uso vale la pena.

4.5/5 - (8 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.