Azitromicina: ¿Qué Es? Usos, Precauciones Y Efectos Secundarios - Farmacia Angulo
Farmacia Online
Loratadina

Azitromicina: ¿Qué es? Usos, precauciones y efectos secundarios

Actualizado el día 12 de enero de 2024 por Alfredo Carpintero Angulo

La Azitromicina es un medicamento del grupo de antibióticos macrólidos, el cual se utiliza para tratar varios problemas de salud.

El uso de antibióticos debe hacerse con precaución. En este sentido, el Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS) advierte que el “uso indebido de estos fármacos hace que el tratamiento sea ineficaz e incluso puede conducir a riesgos potenciales”.

En esta entrada hablaremos de un antibiótico específico, la Azitromicina, para qué condiciones se prescribe, uso correcto y contraindicaciones.

¿Qué es Azitromicina?

  • Fórmula: C38H72N2O12
  • Número CAS: 83905-01-5
  • Nombre comercial: AZIMUT 500
  • Vida media: 68 h
  • Metabolismo: hepático
  • Biodisponibilidad: 38% para cápsulas de 250 mg
  • ChemSpider: 10482163

La Azitromicina es un antibiótico; un medicamento formulado para combatir infecciones bacterianas, no víricas.

Funciona inhibiendo la síntesis proteica de las bacterias, al unirse al ribosoma de las mismas. 

Azitromicina
Azitromicina

Marcas de Azitromicina

Hay varios nombres comerciales para este fármaco, los cuales son:

  • Zitromax
  • Toraseptol
  • Vinzam
  • Zentavion

También es fabricada por muchos laboratorios como Azitromicina EFG (especialidad farmacéutica genérica). Azitromicina la podemos encontrar en comprimidos, sobres y suspensión (normalmente para niños en este caso)

¿Para cuáles condiciones se prescribe Azitromicina?

Este medicamento se utiliza para tratar o prevenir Mycobacterium avium (MAC), una infección que afecta principalmente a pacientes con sistema inmunitario débil o con VIH. Sin embargo, este no es el único uso o beneficio.

A continuación, indicaremos para qué sirve la Azitromicina.

  •  Bronquitis crónica y neumonía
  • Infecciones de los oídos (otitis)
  • Infección en los senos nasales
  • Eritema migratorio
  • Chlamydia trachomatis (infecciones genitales)
  • Infecciones transmitidas sexualmente (ETS)
  • Infección de los folículos del pelo 
  • Infección cutánea

Es posible que el médico indique otros usos para este medicamento. Sin embargo, debe utilizarse con la dosis correcta y durante el tiempo que lo dictamine el facultativo.

¿Cómo se usa Azitromicina?

Se puede encontrar Azitromicina en comprimidos y suspensiones, las cuales se administra vía oral.

Se puede tomar con o sin alimento. La dosis correcta depende del tipo de infección que se va a tratar y la presentación del fármaco, es decir, si es tableta o polvo para suspensión. En adultos la dosis más habitual es 500 mg durante 3 a 5 días. Una única toma al día.

Cabe destacar que, en el caso de la suspensión de liberación prolongada (Zmax), se recomienda su consumo 2 horas después de comer o una hora antes de ingerir alimentos.

El facultativo indicará el tipo de tratamiento y el tiempo de duración. No se debe exceder el tiempo de tratamiento, ni aumentar la dosis sin supervisión de un especialista.

Es de suma importancia culminar el tiempo de tratamiento aunque se presente mejoría. Un tratamiento incompleto puede hacer que la infección no se cure, se vuelva a activar, y las bacterias se vuelvan resistentes al uso de antibióticos.

Efectos secundarios de la Azitromicina

Tal como sucede con cualquier tipo de fármacos, la azitromicina puede ocasionar efectos secundarios leves o incluso graves.

Es importante considerar que no todos los pacientes lo experimentan. Algunos datos estadísticos señalan incidencia de 1 en 100 pacientes, y 1 en 10.000 pacientes.

Es posible que se experimenten efectos secundarios graves, sin embargo, no son frecuentes. En estos casos se debe interrumpir el tratamiento y llamar al médico de cabecera o un centro hospitalario de emergencia.

  • Palpitaciones irregulares
  • Mareos
  • Fiebre
  • Llagas en la piel llenas de pus
  • Dificultad respiratoria
  • Heces con sangre
  • Fatiga o debilitamiento extremo
  • Pérdida de apetito
  • Micción muy oscura
  • Irritación ocular, conjuntivitis o inflamación
  • Ronquera
  • Picor
  •  Convulsiones
  • Desórdenes psiquiátricos; intranquilidad, nerviosismo y ansiedad.

Es posible que se experimenten síntomas que no están en esta lista, en esos casos se debe informar al médico.

¿Qué precauciones se deben tomar antes del uso de Azitromicina?

Para que la aplicación de Azitromicina no genere efectos adversos es necesario hacer buen uso de él, para ello el paciente debe informar a su médico tratamientos, patologías y otras condiciones médicas.

  • Medicamentos. Hay que informar al médico si está en tratamiento de otros medicamentos, no importa si tiene receta o es de venta libre. De igual manera, se debe indicar complementos alimenticios, infusiones, etc.
  • Uso de antiácidos. El médico debe saber si el paciente toma antiácidos Maalox, Almax. entre otros. Quizás se debe dar un margen de tiempo entre el empleo del mismo y los antibióticos. El facultativo indicará la regularidad del uso de los mismos.
  • Patologías. El especialista debe estar informado sobre el padecimiento familiar relacionado con el ritmo cardíaco irregular, desmayos o muerte súbita. Así como  fibrosis quística y enfermedad renal.

Contraindicaciones de la Azitromicina

La Azitromicina está contraindicada en algunos pacientes. Por lo tanto, recomendamos leer con detenimiento el prospecto del fármaco y disipar cualquier duda con el facultativo.

  • Problemas hepáticos. Los pacientes con ictericia o que han padecido de color amarillo de la piel o los ojos, no deben tomar Azitromicina.
  • Embarazo/Lactancia. Solo debe utilizarse este medicamento cuando no hay alternativas y se ha concluido que los beneficios superan los riesgos.
  • Alergia. Los pacientes con cuadros alérgicos deben solicitar una lista de componentes de la Azitromicina. No se debe administrar en personas con hipersensibilidad, ya que puede ocasionar efectos secundarios graves.

En conclusión, Zitromax; como también se le conoce, es un medicamento efectivo para combatir el crecimiento de infecciones bacterianas. Se puede percibir mejoría en poco tiempo de uso, pero es vital culminar el tratamiento según lo indicado por el especialista.

Bibliografía

  • Los 6 riesgos por uso indebido de los antibióticos. Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS). https://www.ipsuss.cl/ipsuss/investigacion/prevencion/los-6-riesgos-por-uso-indebido-de-los-antibioticos/2017-11-05/235249.html
  • Azitromicina: antimicrobiano y antiinflamatorio. Conocerla para usarla Suárez Rodríguez MA1, Moneo Hernández Isabel2 1 Grupo de patología infecciosa de la AEPap. 2 Grupo de vías respiratorias de la AEPap. Actualizado julio 2021. https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/azitromicina_definitiva_gpi-gvr.pdf
  • PROSPECTO AZITROMICINA RATIOPHARM 500 MG COMPRIMIDOS DISPERSABLES EFG. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios CIMA. https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/82366/P_82366.html
  •  Azitromicina tabletas. Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México facmed. http://www.facmed.unam.mx/bmd/gi_2k8/prods/PRODS/Azitromicina.htm
  • Saravia Bartra, María, Losno García, Ricardo, Valderrama-Wong, Milton, Muñoz Jáuregui, Ana María, Bendezú Acevedo, María, García Ceccarelli, Jorge, Surco Laos, Felipe, Basurto Ayala, Patricia, Pineda-Pérez, Mario, & Alvarado Yarasca, Angel Tito. (2021). Interacciones farmacocinéticas de la azitromicina e implicación clínica. Revista Cubana de Medicina Militar, 50(3), e1284. Epub 01 de septiembre de 2021. Recuperado en 10 de enero de 2023, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-65572021000300024&lng=es&tlng=es.
  • Pimentel Herrezuelo, Eva, & Salazar de Plaza, Esmeralda. (2001). Uso de la Azitromicina en Odontopediatría. Acta Odontológica Venezolana, 39(2), 64-69. Recuperado en 10 de enero de 2023, de http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-63652001000200012&lng=es&tlng=es
5/5 - (3 votos)

Farmacéutico. Número de colegiado: 1687. Mi formación académica incluye una Licenciatura en Farmacia, y estoy colegiado por el colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. Además, amplié mis competencias con una Diplomatura en Nutrición Humana y Dietética. Poseo calificación profesional como técnico ortopédico y me he especializado en el campo de la nutrición aplicada al deporte.